MEMORIAS ESCOLARES



Yo me aburría en el colegio.


Solo tuve una amiga que se fue al extranjero y no volví a verla.
Me llevaba bien con todos mis compañeros aunque no pertenecía a ningún grupo, nunca me gustaron las asociaciones de ningún tipo ni los líderes carismáticos,( realmente sigo llevándome bien con la humanidad en general a excepción de uno o dos individuos a los que no les gusto).
Confieso que era bastante traviesa y me unía a las gamberradas de los más salvajes, ahora se que lo hacía porque mi abuelo era el director del colegio y con mi comportamiento quería evitar ser catalogada de empollona o enchufada.
El día que recuerdo que mejor me lo pasé fue cuando me castigaron sin recreo por no saberme la tabla del 4, la profesora pensaría que estábamos desolados pero nos divertimos muchísimo todos los castigados ese día.
Nunca fui una alumna brillante, pero mis notas siempre fueron aceptables.
No soportaba a los acosadores ni a los bravucones, había un niño que se metía conmigo y me tiraba de las trenzas, llegó un momento en que me harté, le pegué y lo tiré al suelo; desde ese instante me hice respetar y nunca nadie osó tocarme, es triste que ese tipo de personas solo entiendan el lenguaje de la violencia.


El acoso escolar ha existido siempre pero ahora se llama bullying, exceptuando a algún psicópata  cruel de nacimiento, o algún  débil de espíritu que se deje llevar por los matones, los acosadores  no son más que niños con un deficit en su educación a los que no se les han inculcado unos valores como son la empatía o la compasión, palabra que desgraciadamente está en desuso. La culpa es sin duda de los padres por no haber sabido educar a sus hijos y de los profesores por su negligencia.


El fracaso escolar y la falta de disciplina son  temas candentes, los padres culpan a los profesores , estos a los padres y todos culpan a la sociedad.
Es cierto que el sistema educativo es de pena, pero tambien el profesorado deja mucho que desear, y es que para  ser un buen maestro hay que tener vocación, no es un trabajo para cualquiera.
En España para estudiar magisterio  se exige una nota muy baja, así  esta carrera se convierte en refugio para los peores estudiantes o para indecisos que no tienen claro que quieren hacer en la vida. Si exceptuamos a unos pocos  que si son conscientes de la responsabilidad que conlleva esta profesión, la gran mayoría de los maestros no son más que meros funcionarios ...y ahora que cada uno piense en las connotaciones de la palabra funcionario. (Que no se molesten los funcionarios que trabajan, que alguno hay).
El buen maestro es el que sabe enseñar, habilidad que no tienen todos. 


Yo me aburría en el colegio.
Solo me divertía la clase de plástica pero no podía soportar que la profesora garabateara una V gigante en el centro de mi dibujo.... Supongo que no le interesaba el arte. 







6 comentarios:

Wendy dijo...

Creo que la labor de los maestros, el hecho de que no s epuedan hacer respetar se debe, en gran medida, al gran protagonismo que se les da a las APAS, lo cierto es que el nivel es muy bajito y es un colectivo que hace gran uso de las bajas, sinceramente pienso que todos tenemos parte de culpa en esa perdida de valores, es más los valores no están de moda y muchas de las palabras que los contienen están a día de hoy vacias de contenido.
Lo de poner la v de visto..era de todo punto inadmisible.
Un beso.

dina dijo...

Yo también me aburría soberanamente en el colegio, pero creo que eso le pasa a todas las chicas listas...

Másdelomismo dijo...

Muchas veces los padres delegan toda, toda, la educación a los maestros, y un maestro es incapaz de inculcar los valores básicos y la educación humana que el niño necesita, esa es una labor de 24 horas al día.....

Yo también me aburría soberanamente en el cole.... lo recuerdo como una de las peores fases de mi vida.....

Sofía Haltrup dijo...

Trsti, pero cierto. La educación en este país cada vez va a peor, con profesores sin vocación ni ganas de nada (sobre todo muchos profesores universitarios), pero también va mal la economía y la situación social en general. Yo quiero ver cuando todo esto estalle, a dónde irá y qué pasará.

El collar de Hampstead dijo...

Soy hija de una profesora con una vocación superlativa y madre de tres niños que han pasado por las clases de maestros con ganas y sin ellas...
Está claro que la educación en casa es fundamental,pero ha de complementarse con las vivencias en el colegio.Pero qué pasa cuando en el colegio hay profesores que sólo van a cumplir el trámite?
Y que sucederá cuando los recortes en la educación pública sean cada vez mayores?
El panorama no es alentador precisamente...
Bss,Carmen

montse llamas-artsandcats dijo...

Al habla una profesora!
Yo, todos los días que llevo de este curso, me he ido a mi casa disgustada por la poquísima respuesta que me encuentro en las aulas a la ilusión que le estoy poniendo. Chicos de 16/19 años, del bachillerato de artes, se supone que futuros creadores, que no traen el mínimo material que les pides (un trozo de tela reutilizada, aguja e hilo, eso les he pedido...). No sé por qué, además, siempre me influyen más los negativos que los pocos que sí veo que quieren aprender algo de quien tienen delante. Espero que nunca me conviertan en una profesora que no quiero ser...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Subscribe Now: Feed Icon