EL HIPOCAMPO







Erase una vez un niño pequeño que pensaba que los caballitos de mar no existían, creía que eran criaturas fantásticas como el kraken o la serpiente marina.
Cuando creció y se enteró de que el caballito de mar existía de verdad anotó ver a esta criatura nadando con su aletita dorsal en su lista de cosas que hacen ilusión.


El caballito de mar o hipocampo que es su nombre serio es un animalito muy curioso, es un voraz depredador que aspira a sus presas con su hocico y se las come enteras.
Es una suerte que sea de tan pequeño tamaño, porque ¿te imaginas el miedo que daría un caballito de mar gigante?; con sus ojos de movilidad independiente y su cuerpo cubierto con armadura causaría el terror en las playas.



En otro tiempo te diría: "en tu próximo cumpleaños cogeremos las gafas de buzo, alquilaré un barco y te llevaré a ver a los hipocampos nadando libres en los arrecifes de coral", y me lo creería . Pero ahora aplastada por la cruel realidad te digo:"...como no vayas a un acuario...".
¡Que horror!, me he hecho mayor.


 Imágenes de Pinterest
(si alguien quiere una invitación que me lo diga)

2 comentarios:

MORLA dijo...

pufff, sí, nos hacemos mayores! nadie nos dijo cómo iba a ser,y a veces la certeza asusta. En mi casa de pequeña recuerdo tener uno de esos decorando una estantería... no sé de dónde vino. Creo que prefiero no saberlo.
besos

dina dijo...

Uy me ha dado un yuyu horroroso....Por cierto ya tengo mi foto de amarillos, lista para la próxima semana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Subscribe Now: Feed Icon